WAWALI.ES
Casa y cocina

WAWALI.ES
Para tu casa y tu cocina

Una pequeña máquina llamada Roomba

Estamos empezando a amar a las máquinas, o al menos, eso es lo que está empezando a parecer.

Las cosas han cambiado mucho desde aquellos años a principios del siglo XIX cuando los trabajadores textiles destrozaron las máquinas, temiendo que estas les iban a robar sus puestos de trabajo.

¿Qué hubiesen dicho esas mismas personas si hubiesen visto como es 200 años después la vida? Cuando la mayoría de los productos provienen de fábricas altamente automatizadas y la mayoría de nosotros estamos invitando a nuestros hogares a robots inteligentes.

Todavía no hay muchos robots domésticos, pero una pequeña máquina muy popular llamada Roomba puede ser el comienzo de una era en que los robots serán los reyes de la casa.

El robot Roomba es un pequeño limpiador automático que recorre nuestra casa aspirando alfombras, moquetas y suelos.

¿Cómo funciona? ¿Es eficiente? ¿Realmente limpia? Veamos todas estas cuestiones analizando el robot más popular del mundo.

¿Qué es Roomba?

Es una aspiradora automática y compacta que limpia los suelos de una estancia. Al igual que un aspirador convencional, utiliza cepillos y un sistema de succión para recoger la suciedad acumulada. Pero no lo hace de la misma manera.

Utiliza su cepillo lateral giratorio para empujar la suciedad debajo de la máquina y, una vez ahí, sus otros dos cepillos contrarrotantes (girando en direcciones opuestas), recogen esos desechos y los llevan con su gran poder de succión, hacia su depósito de suciedad.

A diferencia de los aspiradores convencionales, Roomba se va moviendo en torno a la estancia con sus tres ruedas, dos grandes centrales y una pequeña delante, cada una dirigida independientemente por su motor eléctrico. Las ruedas pueden girar en direcciones opuestas y por eso pueden limpiar casi cualquier espacio y superficie por los que puedan conducir.

Su potencia proviene de una batería recargable NiMH incluida en el pack. Esto podría ser un inconveniente, pero prácticamente todas las características de Roomba están diseñadas para utilizar la menor cantidad de energía posible para que pueda trabajar el máximo tiempo (unos 90 minutos como máximo) entre carga y carga.

Roomba cuenta además con numerosos sensores a bordo para detectar la suciedad acumulada, esquivar los obstáculos y mantenerse alejado de cables y flecos largos que podrían causarle problemas.

Cuando haya terminado de limpiar, vuelve de nuevo a su estación de acoplamiento y se recarga hasta la próxima vez. ¡Casi podría decirse que el robot piensa por el mismo!

¿Cómo funciona el Roomba?

Los responsables de Roomba, la empresa iRobot, describen su creación como un “robot limpiador aspirador”, y creo que es una descripción muy precisa y acertada.

Al igual que los robots industriales que sueldan coches en fábricas, siguen una serie de instrucciones preprogramadas, pero también utilizan una función de “inteligencia” para hacer lo que tienen que hacer y saber cómo hay que hacerlo.

Observando Roomba un rato (es difícil no hacerlo), se podría pensar que está siguiendo un patrón completamente al azar. ¡Es lo que ocurre la mayoría de las veces!

Patrones de limpieza.

De acuerdo con una de las patentes originales de iRobot para el Roomba, la forma de limpieza óptima para que el robot limpie una habitación es una combinación de dos patrones principales: Seguimiento de la pared (donde el robot se mueve siguiendo el borde de las paredes de la habitación, usando su cepillo lateral giratorio para limpiar las esquinas también) y Rebote al azar (en el que empieza a limpiar hasta que choca con un obstáculo, después cambia su trayectoria aleatoriamente hasta que vuelve a chocar).

Los últimos modelos de Roomba parece que utilizan varios modos de limpieza más, como en espiral hacia el exterior, para cubrir espacios más amplios, o pasada persistente, para limpiar las áreas que son particularmente sucias (Roomba nos avisa con una lupa azul de que esto está ocurriendo).

Sensores integrados.

Al igual que los seres humanos utilizamos nuestros sentidos para interactuar con el entorno, Roomba usa sus sensores para averiguar todo lo que pueda de su estancia.

Un haz de infrarrojos detecta paredes y obstáculos para que Roomba ralentice su velocidad cuando se acerque a ellos. El parachoques frontal detiene el Roomba cuando choca contra algo.

También hay sensores infrarrojos debajo de el, apuntando directamente hacia abajo, por lo que Roomba puede detectar desniveles y escaleras sin problemas y no se caerá por ellos.

Algunos modelos nuevos de Roomba incluyen pequeñas balizas independientes llamadas Virtual Wall LightHouse, que proyectan un haz de luz infrarroja guiando a Roomba a modo de faro a limpiar por habitaciones (no cambiar de habitación hasta que la anterior esté completamente limpia). Utilizados a modo de pared virtual, impiden que el robot los cruce para limitar o cerrar estancias.

¿Es Roomba realmente efectiva?

La mayoría de la gente es un principio escéptica, pero luego quedan sorprendidos por la eficacia que Roomba puede tener.

El secreto es que tarda en limpiar mucho más tiempo que nosotros (normalmente 25 minutos por habitación) y lo hace mucho más persistentemente pasando varias veces por el mismo sitio. Generalmente hace un trabajo mucho mejor de lo que cabria suponer, pero tiene, como todo, sus pros y sus contras.

Ventajas

Es muy fácil de usar. Una vez que esté completamente cargado, solo hay que presionar un botón y comienza a limpiar.

Se puede programar para que limpie cuando nosotros queramos.

Deja los suelos limpios y libres de suciedad.

Puede para fácilmente por debajo de sillones, sofás y camas.

Es bastante compacto y ligero para poder transportarlo de un sitio a otro de casa (de una planta a otra).

Inconvenientes de Roomba

El tiempo en que tarda en limpiar puede suponer un inconveniente, pero lo podemos poner cuando no estemos en casa.

Tiene un depósito pequeño que se llena enseguida de suciedad.

Necesita un mantenimiento habitual (limpieza de cepillos, de filtro...).

Puede haber una disminución de la batería y el tiempo de limpieza con el paso del tiempo. Hay baterías de repuesto, pero son algo caras.

Veredicto final.

Si no te gusta pasar la aspiradora y te encantan los gadgets esta máquina definitivamente es para ti.

Si tienes un montón de cosas por el suelo no te compensará. El Roomba pasará más tiempo chocando contra las cosas y cambiando de rumbo que limpiando.

Personalmente creo que es una buena idea para una limpieza de mantenimiento, pero todavía será necesario hacer una limpieza más exhaustiva manualmente.

Ahora solo hace falta un robot que planche, limpie el baño y cocine mi cena.